Renovarse, personal y profesionalmente

Dicen que cuando se cierra una puerta, siempre se abre una ventana. Yo lo llamo oportunidades, para crecer, evolucionar, aprender.. pero llega un instante en que, sin dejar de mirar hacia delante, echas un vistazo por el rabillo del ojo hacia atrás